Ronald Reagan .Cien años. Actor y Presidente


Actor, presidente del Sindicato de Actores en 1947 , Gobernador de California en 1966 –reelegido en 1970 – , Presidente de los Estados Unidos ( 1980-1988 ), pocas personas podrían alardear de poseer una vida tan completa y dispar, desde compartir películas con Errol Flynn, Bette Davis, Humphrey Bogart, Olivia de Havilland, Virginia Mayo, Bárbara Stanwyck, Lee Marvin , Patricia Neal , o Rhonda Fleming, hasta escribir página de la historia del siglo XX con Margaret Thatcher , Juan Pablo II o Gorbachov, siendo ariete para derribar el comunismo o protagonizando una nueve época de ilusión y renovación en su país . Algunos comentaristas han insistido en que fue un actor mediocre o fracasado . En absoluto; es cierto que Ronald Reagan no disfrutó de un estrellato que tan solo lograron un puñado de elegidos, pero se mantuvo casi treinta años en la edad dorada de Hollywood, interpretando con sobriedad y eficacia un buen número de películas , casi todas interesantes . En 1940 , tras aparecer en Amarga victoria, de Edmund Goulding, protagonizada por Bette Davis , tuvo su primer papel importante en la biografía del legendario entrenador de futbol de la Universidad de Notre Dame en Indiana, Knute Rockne, interpretado por Pat O’Brien. Después vinieron El camino de Santa Fe, de Michael Curtiz, con Errol Flynn y Olivia de Havilland o Desperate journey 1944 dirigida por el gran Raoul Walsh, de nuevo con Flynn en el papel principal . Enseguida llegaría su mejor trabajo , el mejor amigo del protagonista ( Robert Cummings) en Cumbres de pasión (Kings row, 1942), ambientada en una pequeña y próspera ciudad estadounidense y dirigida por Sam Wood . Basada en la novela de Henry Bellamann, la película narra los conflictos familiares y los dramas de una pequeña ciudad idílica en apariencia . La escena culminante es la amputación de la pierna al personaje de Reagan. Al despertar y descubrir la ausencia de sus piernas “¿Dónde está el resto de mí?” Tan famosas se hicieron estas palabras que Reagan las usó como título de su primera autobiografía publicada en 1965. Otra de sus mejores películas es The hasty heart (1949), cuya acción se desarrolla en un hospital para soldados durante la Segunda Guerra Mundial y ya en los años cincuenta, participó en westerns tan interesantes como El jugador (Tennesee, s partner ) 1955 de Allan Dwan, con John Payne y Rhonda Fleming, La reina de Montana, 1957 de Allan Dwan, con Bárbara Stanwyck , aventuras : Hong Kong, 1952 de Lewis R. Foster, Prisioner de guerra, 1954 de Andrew Marton , o el film bélico de Nathan Juran , Hellcats of the Navys , en la que también intervenía Nancy Davis .

  

Se retiró del cine en 1964 tras filmar otra de sus mejores películas, el espléndido “trhiller “ de Don Siegel : Código del Hampa (The killers ) junto a Lee Marvin, John Cassavetets y Angie Dickinson . Durante ocho años (1940-48) estuvo casado con la actriz Jane Wyman , en 1949 conoció a Nancy Davis, que también hacía sus pinitos como actriz , contrajeron matrimonio el 4 de marzo de 1952 en la Little Brown Church en el San Fernando Valley[ ] El actor William Holden fue el padrino en la ceremonia. Tuvieron dos hijos: Patti (nacida en 1952) y Ron (nacido en 1958 Gran amigo de Robert Taylor y colaborador de la Alianza para la defensa de los ideales americanos, junto a De Mille , Capra, Ford, Vidor, McCarey , Gary Cooper, Jeanette MacDonald, Ginger Rogers, Bárbara Stanwyck, Adolphe Menjou, Ward Bond, Walt Disney o John Wayne , comenzó a tantear la política durante sus años como Presidente del Sindicato de Actores . Pertenecía entonces al Partido Demócrata hasta su ingreso en 1961 en las filas republicanas . Su primera gran actividad sería un entusiasta discurso en apoyo a la candidatura presidencial de 1964 de Barry Goldwater .

Tras su éxito en el gobierno de California intentó la carrera presidencial tanto en 1968 como en 1976 . Su carrera parecía entonces concluida, pero en 1980 regresó a sus 69 años para lograr la nominación y vencer al Presidente Carter . Una nueva época acababa de iniciarse en la historia de los Estados Unidos de América . En 1984 arrasó en la reelección – frente al demócrata Walter Mondale – logrando una de las victorias más apabullantes de la historia electoral norteamericana . Y su vicepresidente George H. Bush – con su apoyo personal – ganó las presidenciales de 1988 frente a Michael Dukakis . La revolución conservadora de Reagan era ya un hecho incontrovertible . Sus mandatos tuvieron problemas enormes, nada más llegar la solución del secuestro de numerosos americanos en Irán, después una dura crisis económica y siempre como telón de fondo , la tremenda realidad de medio mundo aún dominado por la dictadura soviética .

Reagan insufló optimismo a la sociedad, como Kennedy, pero sus resultados fueron mucho más efectivos, devolvió a su gente el orgullo de ser americano, detuvo intelectualmente el avance del excesivo intervencionismo estatal y con su arriesgada política de defensa favoreció la expansión de la libertad en el mundo y ahogó de forma definitiva el imperio soviético . Ya con George H. Bush en la Presidencia, la caída del muro de Berlín en 1989 significa en buena medida el término del siglo XX y el inicio de una nueva era . Esta movilización optimista, esta recuperación de los viejos y eternos valores del sacrificio, el esfuerzo y la honestidad son los que – pese a sus enemigos – le han hecho ser admirado por millones de personas en Estados Unidos , aún los en cierto modo lejanos a sus ideas . Reagan, además, poseía las ideas claras y supo tomar decisiones complicadas, siendo asimismo capaz de delegar la gestión diaria técnica en sus colaboradores . De ahí que su imagen sirva para caracterizar el liderazgo en el último tercio del siglo pasado, sobre todo en el tiempo actual tan falto de líderes sólidos y carismáticos . Federico Jiménez Losantos resumió su esencia : Reagan no fue sólo el hombre que supo ver lo que había que hacer, sino cómo hacerlo. Reagan no fue sólo el político que supo captar la esencia del gran combate del siglo XX, el de la libertad individual contra la tiranía colectivista, sino cómo utilizar el poder del Estado, del más poderoso de los Estados contemporáneos, al servicio de la sociedad, de todas las sociedades libres, empezando por la suya propia Reagan fue menospreciado, insultado y atacado, pero nada de ello hizo descender sus índices de popularidad; hoy , además de sus herederos políticos, el propio Presidente Obama se declara ferviente admirador suyo .

El 6 de febrero de 2011 , fecha de su centenario, numerosas ciudades y estados de EEUU han proclamado su memoria “El día de Ronald Reagan” y su legado es patrimonio de la nación . Su vida como Presidente tendrá una adaptación cinematográfica basada en dos biografías de Paul Kengor , su memoria es ya historia viva del siglo y del propio presente .

Advertisements

About barahona19611

abogado y escritor. Ha publicado 40 libros : cine, novela, poesía y ensayo . Entre ellos : Cecil B de Mille, Charlton Heston la épica de un héroe, John Wayne , el héroe americano, Perón o el espíritu del pueblo, Antropología del cine , Historia del terror a través del cine , Anthony Mann, El sueño de la vida, Viaje hacia el amor, El rapto de la diosa, La restauración, Círculo de mujeres , Retrato de ella en preparación : Tres poemas de mujer, Cartas del silencio, Figuras en un espejo
This entry was posted in historia y pensamiento. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s