Pasión de un novelista . Vicente Blasco Ibáñez


 

      Agitador político , periodista, ilustre viajero , conferenciante exaltado, amante de la libertad , famoso en los Estados Unidos por sus obras cosmopolitas, pero sobre todo novelista . Vicente Blasco Ibáñez alcanzó en vida la gloria literaria y lo mejor de su producción aún mantiene intactos hoy su atractivo y su grandeza.

   Nacido el 29 de enero de  1867 , Blasco escribía en 1927 una larga carta a su amigo Isidro López Lapuya ( que se reproduce en la edición de sus obras completas ) en la que cuenta de forma sugestiva y apasionada los avatares de su vida y su obra ( esta carta y otra anterior, de 1918, dirigida a Julio Cejador, constituyen una sin par autobiografía personal y literaria ) :  “Nací en Valencia , patria de Sorolla y de Benlliure (…) a los catorce años tenía escrita una novela , de las de capa y espada(…) Es que soy un agitador , un artista enamorado de la acción “.

   En 1891 Blasco funda el diario “El pueblo “, de tendencia republicana y sus soflamas políticas le acarrean la ruina y la cárcel.  La crisis del 98 , con la tremenda pérdida de valores y , sobre todo, de confianza , en el futuro de España, encuentra al novelista completamente entregado a una causa política que se resume en la total oposición al estado de cosas de la España de final del siglo XIX.  Su obra folletinesca “La araña negra “ , anticlerical ( contiene un duro ataque a la Compañía de Jesús ) ,le proporcionaría fama y polémica ( el autor renegaría de ella años después , calificándola como “ muy mala “ ) , pero es en 1894 cuando “Arroz y Tartana “ – pura novela valenciana – revela  su talento como escritor . 

  Blasco admira a Zola ( será llamado , abusivamente , el Zola español , cuando él admite que su única obra zolesca es “Arroz y tartana  ) y , sobre todo, a Victor Hugo (“No lo admiro. Lo adoro “ ), con quien tiene numerosos puntos de contacto tanto literarios como ideológicos . Su visión del arte se resume en una certera expresión : “El que verdaderamente es novelista posee una imaginación semejante a una máquina fotográfica , con el objetivo eternamente abierto (…) Yo he sido un hombre de acción , que he hecho en mi vida más que libros “.  “Los cuatro jinetes del Apocalipsis “ fue escrita en un cuartucho de París, cuando los alemanes estaban a menos de doce kilómetros de la ciudad y se escuchaba el traquetear de los fusiles . En realidad casi todos sus novelas son producto de sus experiencias vitales , en ellas no hay artificio y el sentimiento se impone siempre a la razón . Como los grandes pioneros de Hollywood, la vida de Blasco podría servir de argumento a numerosas películas, y como Cecil B. De Mille, Raoul Walsh, Howard Hawks  , King Vidor o John Ford  , era un tipo que además del arte amaba la vida .  No en vano declararía en una ocasión : “Soy un hombre que vive, y – además- cuando le queda tiempo, escribe “ . Por ello no es de extrañar  que el cine le fascinara desde su inicio . Cuando una productora de Barcelona le propone en 1916 una adaptación de “Sangre y arena “, Blasco pide participar en la realización, cosa que hace junto a Salvador Castelló . 

Después conocería el éxito universal , tanto en novela como en película  de “Los cuatro jinetes del Apocalipsis “ (Rex Ingram 1922 )  y “Sangre y arena “( Fred Niblo 1921 ) ambas protagonizadas por el mito del momento , Rodolfo Valentino .

    El éxito alcanzado fue notable y sirvió para catapultar a Blasco al estrellato . Pocos autores españoles podían presumir de ver sus novelas adaptadas al cine por la industria de Hollywood y además con la estrella del momento, Rodolfo Valentino .

 Y para Hollywood escribiría un guión novelado, “El paraíso de las mujeres “  . La génesis la explicó el propio autor . Tras el éxito de “Los cuatro jinetes del Apocalipsis “, recibió de Nueva York el encargo de escribir un relato novelesco que pudiera servir para una obra cinematográfica  . El resultado fue esta revisitación de Liliput  y del famoso Gulliver de Swift que combina la mordacidad y el ingenio con la pura fantasía. A Blasco se le pidió un guión, pero entregó una novela que enseguida fue publicada como tal , en tanto que la película quedó atascada ( hablamos de 1922 ) porque “ fui amontonando tales dificultades de ejecución que los ingenieros norteamericanos aún no han podido encontrar el modo de que aparezcan en el lienzo luminoso “.

 

   Los libros fueron , desde luego, la principal trayectoria de Blasco Ibáñez , sus novelas valencianas (Arroz y tartana , La Barraca, Cañas y Barro, Entre naranjos, Sonnica la Cortesana ),  regionales (Los muertos mandan, ambientada en las islas Baleares ), sociales (La catedral, El intruso ,  La Bodega , La Horda ), americanas (La tierra de todos , Los argonautas  ), cosmopolitas (Los cuatro jinetes del Apocalipsis , Mare Nostrum , Sangre y Arena , Mare Nostrum ), históricas (EL papa del mar ) , aventuras (EL paraíso de las mujeres , En busca del Gran Kan ) y de viajes (La vuelta al mundo de un novelista , La Argentina y sus grandezas  ).  Pero en su vida hay mucho más. Cuando en 1909 abandona la política ( sus ideas radicales de juventud se fueron tornando más pesimistas , mantuvo intacto su patriotismo españolista y se convirtió en un gran admirador de los Estados Unidos ) viaja a Argentina , donde se establece como colono y llega a fundar una ciudad ( la colonia “Cervantes “ transformada después en “Nueva Valencia “  en la provincia de Corrientes . Sin suficiente base económica la empresa  fracasaría años después ). El éxito internacional ( fue un auténtico precursor de los llamados “best sellers “ ) le hizo millonario, a él, que en su juventud había conocido privaciones y miseria . Cuando muere el 28 de enero de 1928 se hallaba en la cumbre de su fama . Blasco había nacido, en verdad , novelista (“ llevaba dentro de sí el instinto “ ); por ello, aunque en ocasiones aparezca la imperfección en su obra , ésta no es producto sino de su propia fuerza vital . Sus descripciones poseen una fuerza vigorosa, casi cinematográfica, en las páginas de sus libros hay pasión, argumentos complejos, erotismo, evocaciones históricas, luminosidad y personajes profundamente reales y veraces.

   El cine mudo español , apenas un amago de industria y arte  se ocupó de “Sangre y arena “ ( con la colaboración del propio escritor ) y “Entre naranjos “(Albert Marro 1914 ) . De mayor relevancia es “La bodega “ de 1929 , película del pionero Benito Perojo protagonizada por Concha Piquer .  Pero fue Hollywood quien encumbró la obra de Blasco con las referidas “Los cuatro jinetes del Apocalipsis “ 1921 y “Sangre y arena “ 1922 . Ambas conocerían nuevas versiones esplendorosas, la primera en 1962 dirigida por Vincent Minnelli con su habitual maestría y gran sentido estético y protagonizada por  Glenn Ford , Ingrid Thulin  y Charles Boyer , y la segunda en 1941 : con Rouben Mamoulian en la dirección y un reparto de lujo encabezado por Tyrone Power, Rita Hayworth, Linda Darnell y Anthony Quinn . Esta película magistral reproduce a la perfección el mundo colorista y apasionado de Blasco  . La novela aún conocería un nuevo acercamiento en España , la versión de 1989 de Javier Elorrieta, modernizando la época, acentuando el erotismo y descubriendo a una turbulenta y sensual Sharon Stone en el papel de la mujer fatal que seduce y destroza a los toreros y a cuantos hombres se colocan a su alcance.  

  También “Mare Nostrum “ ( espías en el Mediterráneo durante la primera guerra mundial ) fue filmada en 1925 por Rex Ingram , en tanto que Fred Niblo se ocuparía en 1926 de “La tierra de todos “, con Greta Garbo  Y, finalmente, Alan Crosland fue el responsable de “Los enemigos de la mujer “(1923 )  “Mare Nostrum “ conocería un afortunado “ remake “ en 1948 , dirigida por el gran Rafael Gil y con María Felix y Fernando Rey como protagonistas .

   En 1954 Juan de Orduña adaptó “Cañas y barro”, suavizando el texto original  cuya crudeza se recuperaría en la excelente película para TV  de 1978  escrita y producida por Mur Oti ,,  dirigida por Rafael Romero Marchent y con Victoria Vera, Manuel Tejada, José Bódalo, Armando Calvo y Alfredo Mayo . Las otras grandes novelas valencianas se hicieron película en formato televisivo . 1980 : “La barraca “, con  un gran guión guión nuevamente  de Manuel Mur Oti y dirección de León Klimowsky ( en el reparto encontramos a  Alvaro de Luna , Marisa de Leza  y Victoria Abril ) , 1997 : “Entre naranjos “ de Josefina Molina  y en 2003, “ Arroz y tartana “ de Jose Antonio Escrivá, con Carmen Maura, José Sancho y Eloy Azorín .

   Pero aún hubo más;  desde parodias : “Ni sangre ni arena “ 1941 , con Cantinflas, hasta nuevas películas mejicanas : la estimable  “Flor de mayo “ 1957 de Roberto Gavaldón , ( nada menos que con María Felix y Jack Palance

)  “La barraca “ 1944 tambien de Gavaldón .  Y rarezas como una miniserie brasileña de 1968 sobre “Sangre y arena.   Incluso una película sobre su biografía , producida  en 1997 por TV española y dirigida por Luis García Berlanga, valenciano como él y admirador de su obra y su personalidad .  En este peculiar y desenfadado acercamiento Ramón Langa  encarnó al novelista , en tanto que Ana Obregón era el amor de su vida juvenil .

      Blasco Ibáñez dio la vuelta al mundo como hombre y como novelista, reflejó la pasión de vivir en sus novelas y el cine universal le ha rendido homenaje . Sus personajes han renacido en la mirada y en la figura de Rita Hayworth , Greta Garbo , Sharon Stone y María Felix, o en Tyrone Power , Glenn Ford y Rodolfo Valentino , sin olvidar a José Bódalo, Carmen Maura, José Sancho o Victoria Abril .  Secuencias como la seducción de doña Sol a Juan Gallardo mientras la mujer del torero contempla aterrada la humillación, o la cogida  y muerte del torero mientras el público ruge ávido de sangre han pasado ya a la historia del cine . Como las descripciones de la huerta valenciana en “La barraca “ o la pasión desmedida y trágica de “Cañas y barro “.

  Sin duda un gran escritor y un hombre de su siglo que supo convertirse en pionero al lograr el difícil triunfo en los Estados Unidos

Advertisements

About barahona19611

abogado y escritor. Ha publicado 40 libros : cine, novela, poesía y ensayo . Entre ellos : Cecil B de Mille, Charlton Heston la épica de un héroe, John Wayne , el héroe americano, Perón o el espíritu del pueblo, Antropología del cine , Historia del terror a través del cine , Anthony Mann, El sueño de la vida, Viaje hacia el amor, El rapto de la diosa, La restauración, Círculo de mujeres , Retrato de ella en preparación : Tres poemas de mujer, Cartas del silencio, Figuras en un espejo
This entry was posted in poesía y literatura. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s