Elecciones USA y el cine


elecccine

 

En este libro, recien editado en Peru ( febrero 2015 ) he tenido el privilegio de colaborar con un ensayo sobre la campaña de Sarah Palin en 2008

Las elecciones presidenciales norteamericanas se convierten en un espectáculo universal en el otoño de cada cuatro temporadas (a veces incluso antes con las primarias, como en 2008, precisamente, con el duelo entre Barack Obama y Hillary Clinton por la nominación presidencial en las filas demócratas).

No es pues de extrañar, que el cine y la televisión se hayan hecho eco de este interés de las audiencias por conocer los entresijos de las siempre complejas campañas políticas en Estados Unidos.

“Game change”, producción televisiva de la HBO se inscribe en esta línea que ha dado algunos títulos interesantes y con frecuencia polémicos.

Recordemos en el cine clásico las espléndidas aportaciones de Frank Capra, desde “Caballero sin espada” 1939 con James Stewart y Jean Arthur -que no trataba el tema electoral pero que radiografiaba con excepcional lucidez la trama política en su núcleo puro- y Estado de la Unión, 1948, con Spencer Tracy y Katharine Hepburn. Aquí, un candidato a las primarias en el Partido Demócrata ha de renunciar a sus principios e incluso maquillar su vida privada para intentar la nominación.

La lucha descarnada en las primarias- también demócratas –recorre la impresionante “El mejor hombre” 1964 de Franklin J. Shaffner, con Henry Fonda y Cliff Robertson. Nada se detiene, ni el peor juego sucio– como también describe la magistral “Tempestad sobre Washington” 1962 de Otto Preminger –para obtener el poder. Pero…… realmente la gente escoge al mejor hombre ¿..o tal vez al más populista o mediocre. Una inquietante pregunta.

“El candidato” 1972 de Michael Ritchie, con Robert Redford o Primary Colors, con John Travolta en un trasunto de Bill Clinton, se inscriben igualmente en esta temática de cine electoral que con frecuencia ha hecho hincapié en los aspectos más turbios de los políticos y las campañas.
En “Game Change” se disecciona la peculiar campaña presidencial de un hombre inclasificable, el senador por Arizona, John McCain. Pasó de ser un “outsider” total durante las primarias en las que los medios solo prestaban atención a Obama y Hillary a ser catapultado por la elección de Sarah Palin como candidata a la vicepresidencia. Pero finalmente los errores de la campaña y el estallido brutal de la crisis económica terminaron por hundir sus posibilidades ante un Obama que encarnaba una ficticia renovación en la que sin un embargo una mayoría creyó sin ambages.

La película se centra en un retrato poco amable de Sarah Palin, la arriesgada apuesta del candidato, pero apenas profundiza en la apasionante personalidad de McCain que hubiera dado, sin duda, para una película e incluso una miniserie.

Game change “ no recoge de la vida de Sarah Palin sino sus detalles más superficiales y casi siempre relativos a su vida personal. La familia numerosa, el niño con síndrome de Down, la hija adolescente embarazada, todo parece ser motivo si no de chanza, al menos de irresponsabilidad o incluso manipulación. Y además enmarcado en una descripción de Sarah como mujer altanera, preocupada por su imagen tan solo y extremadamente vanidosa.

Poco de ello parece sin embargo compadecerse con la realidad.

palin14

Han pasado – a la altura de 2013 – cinco años desde la campaña McCain/Palin.

Barack Obama fue aclamado como presidente renovador y lleno de esperanza. Los resultados han sido pobres demostrando lo mucho que había de mera imagen e ilusión en su proyecto. La realidad le ha colocado en su lugar discreto, lleno de problemas con aciertos y errores. Los republicanos controlan la Cámara de Representantes y han paralizado en varias ocasiones la agenda de Obama. Hillary ya no es su persona fuerte sino John Kerry, el candidato –amigo de McCain– derrotado por Bush en 2004.

La reelección de Obama en 2012 fue más reñida registrándose votaciones muy ajustadas en voto popular. Mitt Romney, el primer rival de McCain en 2008 fue el candidato republicano, su perfil un tanto bajo no fue capaz de arrastrar la victoria.

John McCain continúa activo en el Senado a sus 77 años, no se ha retirado ni tiene planes de hacerlo.

Sarah Palin continúa con sus publicaciones y sus programas. Es una incógnita para el futuro, aunque las heridas fueron demasiado grandes como para recomponer su imagen maltrecha . Sigue fiel a su familia y a sus ideas y preconiza –como entonces– el regreso a los valores y la regeneración de la política americana.

Lo cierto, sin embargo, es que sus apoyos a candidatos concretos al Senado o al Congreso ( casi siempre del Tea Party) suelen resultar importantes y decisivos. En la política nacional Michelle Bachmann- congresista por Minnesota y afin al “Tea Party “ – ha recogido parte de su breve legado y llego a intentar la carrera presidencial en 2012. El batacazo fue considerable en las primarias republicanas.

En enero de 2009 Sarah formó su comité de acción política (http://www.sarahpac.com/) con el objeto de servir de apoyo a los candidatos republicanos adecuados en cada circunscripción. Enseguida logró recaudar numerosos fondos para las campañas.

En marzo de 2010 comenzó el programa Sarah Palin,s Alaska (TLC) que obtuvo la cifra récord para la Fox News Channel de 5 millones de audiencia en su primera emisión. El programa se emitió hasta enero de 2013, y en junio de ese mismo año, Palin comenzó nuevas colaboraciones como analista político de la Fox . Sus ataques a Obama fueron creciendo y con ellos los índices de audiencia.

La publicación en noviembre de 2009 de sus memorias: Going rogue: an american life, se salda con un éxito espectacular. 300 mil copias vendidas en primer día, las mismas cifras que las memorias de Obama, Hillary y Hill Clinton. Palin comienza a recorrer Estados Unidos para promocionar el libro, y lo hace en aquellas circunscripciones con candidatos republicanos a los que ella quiere apoyar. El 6 de febrero de 2010 Palin aparece en la Convención del movimiento Tea Party celebrada en Texas. Su relación con el grupo ira en aumento en los meses siguientes.

El Tea Party, conservadores, libertarios e independientes al margen del sistema convencional, comienzan a tomar fuerza en las filas republicanas y los candidatos tradicionales han de granjearse su apoyo para intentar lograr la nominación en muchas primarias.

Es un momento de nueva tensión y tal vez de tentación para Sarah que es vitoreada por sus seguidores, muchos de ellos personas corrientes que están causando el pánico en el establishment republicano ( e incluso en algunos sectores demócratas). En abril de 2010 – casi al tiemp la revista Time Magazine la incluye entre las cien personas más influyentes del mundo.

La nominación vicepresidencial de 2008 tal vez llegó pronto y de forma imprevista. Y con independencia de las manipulaciones de Game change, es evidente que tras su impulso inicial no sirvió para ayudar las escasas posibilidades de John McCain.

El daño político sufrido fue elevado, casi tanto como la hipocresía de muchos de los atacantes, por más que pueda ser cierto que ella – como otros muchos políticos en numerosos países – no estaba preparada en aquel momento para asumir esa responsabilidad.

Pero el futuro está aún abierto. Y es posible que Jay Roach –u otro director similar– tenga material en un futuro próximo para una secuela de Game change. En esa posible ocasión ya no será sobre la carrera presidencial, pero estando Sarah Palin por medio, tendrá los suficientes ingredientes como para encandilar al público.

Las elecciones en el cine. Un estudio interdisciplinario del séptimo arte y el derecho electoral” publicado por el Fondo Editorial del Jurado Nacional de Elecciones, y que tiene como compiladores a Michell Samaniego y Eddy Chávez.
En las páginas de estos dos libros el cine visita la política y lo político usando inteligentes comentarios sobre géneros cinematográficos, directores o películas tan diversas como “Batman”, “Pandillas de Nueva York”, “Star Wars”, “Milk” o la peruana “Contracorriente”, entre otras. Incluso uno encuentra un artículo del propio presidente del Jurado Nacional de Elecciones, Francisco Távara, sobre ética jurídica y elecciones. Asimismo numerosos colaboradores de prestigio como el profesor Carlos Flores Juberías .
colaboracion de Fernando Alonso Barahona : La campaña Palin/McCain . película : Game change

Advertisements

About barahona19611

abogado y escritor. Ha publicado 40 libros : cine, novela, poesía y ensayo . Entre ellos : Cecil B de Mille, Charlton Heston la épica de un héroe, John Wayne , el héroe americano, Perón o el espíritu del pueblo, Antropología del cine , Historia del terror a través del cine , Anthony Mann, El sueño de la vida, Viaje hacia el amor, El rapto de la diosa, La restauración, Círculo de mujeres , Retrato de ella en preparación : Tres poemas de mujer, Cartas del silencio, Figuras en un espejo
This entry was posted in cine. Bookmark the permalink.

One Response to Elecciones USA y el cine

  1. Buen título e interesante libro.
    Las elecciones en EEUU siempre son puro espectáculo y se han llevado al cine (recomendable “Los idus de marzo” 211) y series de TV (The good wife, en este caso elecciones a senador/a) en innumerables ocasiones. Cuán diferente aquí en España que no hay un buen argumento para sacar un guión cinematográfico.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s