RAFAEL GIL. RECORDANDO A UN CINEASTA


 

callesinsol

RAFAEL GIL. DIRECTOR DE CINE

Nadie duda de la importancia de Rafael Gil en el panorama del cine español, aún más, de la cinematografía europea, por más que una crítica cicatera haya intentado regateárselo, casi siempre por razones ideológicas . ¿Alguien puede negar en serio que la obra de Gil es superior en calidad y
cantidad a la de Marco Bellochio , Jacques Rivette , Alain Tanner o el mismo Theo Angelopoulos ¿.

Rafael Gil amaba el cine puro y poético de Borzage , Capra y Vidor . También por supuesto el cine de John Ford . Y lo cultivó en sus primeras películas, “Huella de luz “, “El hombre que se quiso matar “, “El fantasma y Doña Juanita “. Fue chaplinesco en “Camarote de lujo “ y trató de elevar el género del cine de toreros a la categoría de “western “ español . Fue uno de sus grandes proyectos aunque no llegó a cuajar ya que el cine de toreros fue limitándose a la presentación de nuevas figuras a las que se arropaba con historias convencionales y un buen grupo de grandes actores de reparto .
Como escritor amaba la literatura, y en su cine adaptó a la flor y nata de la literatura española , siempre con un sentido reverencial de la obra, es decir con la humildad de quien sabe que está trabajando con un material ajeno, sea de Cervantes, Blasco Ibáñez o Unamuno . Algunos expertos de la relación cine y literatura suelen olvidar estas adaptaciones ( resulta triste que Pere Gimferrer en su interesante “Cine y literatura “ soslaye estas películas, como también lo hace Jose María Latorre en “Los sueños de la palabra “ ) , pero están ahí para quien hoy las quiera descubrir olvidando prejuicios y enfrentándose a ellas con la misma mirada ilusionada con que su director las filmó . Cine literario hizo el gran Visconti en “Muerte en Venecia “ y “El inocente “, John Huston en “Moby Dick “ y John Ford en “Las uvas de la ira “. Magníficas adaptaciones nos ofrece Carol Reed en “Oliver “, David Lean en “Cadenas rotas “, Orson Welles en “El proceso “ y “Otelo”, Lawrence Olivier (Hamlet, Franco Zeffirelli (Romeo y Julieta ), King Vidor (Guerra y paz ), Mario Camus (La colmena , Los santos inocentes ), José Luis Garci (Ninette , Canción de cuna ), Juan Pinzas (El juego de los mensajes invisibles ), William Wyler (Cumbres borrascosas )… pero también y sin duda Rafael Gil a lo largo de su amplia y rica obra .

 

la-señora-de-fatima

El optimismo y la creencia en los valores positivos la mantuvo siempre , en su vida y en su obra . Ello le perjudicó – como su rechazo y denuncia de la “ inteligencia “ de izquierdas tan ávida por controlar la cultura e imponer sus a menudo inanes criterios – de cara a la crítica joven que además empezó a conocerle a partir de los años sesenta, y con películas que salvo alguna excepción (Verde doncella , La duda ) estaban lejos de ser lo mejor de su obra .

No todas las películas de Rafael Gil mantuvieron su alto ideal del cine ni alcanzaron la excelencia , pero siempre fueron dignas, y las mejores supieron expresar en imágenes los sueños de aquel joven escritor ,casi adolescente, que se acercaba al séptimo arte con amor y admiración. El joven escritor Gil

seguramente hubiera criticado algunas películas del maduro director) pero se habría emocionado ante numerosas secuencias de muchas películas como “Huella de luz “, “El fantasma y doña Juanita “, “LA calle sin sol “, “La señora de Fátima “, “Verde doncella “ , “Camarote de lujo “, “Siega verde “ , “Nada menos que todo un hombre “ o “La duda “.

Por otra parte , no solo el público apoyó constantemente su obra, también sus compañeros de profesión como atestiguan los numerosos premios obtenidos a lo largo de su carrera . Hasta llegar a los Oscars españoles a partir de los años ochenta , Rafael Gil fue el director más premiado del cine español, lo que desde luego no era una frase hecha sino una profunda realidad . Algunos han tachado de “ oficialismo “ esa relación de premios, pero lo cierto es que nadie en la época, ni público, ni industria, ni compañeros, dudaron nunca del puesto preeminente de Gil . Y las escasas envidias que despertó prueban su bonhomía, buen carácter y generosidad del cineasta .

En una larga entrevista concedida con ocasión del programa “ La noche del cine español “ de Fernando Mendez Leite , Rafael Gil se mostró básicamente satisfecho de su amplia carrera cinematográfica y orgulloso de muchas de sus películas y de su contribución al cine español . Algunos libros de cine aún deben ejercer la labor de recuperación y revisión de la obra de este hombre de cine que dejó una huella indeleble y un legado de 67 películas a lo largo de cuarenta y dos años en lo que constituye una carrera cinematográfica envidiable, sólida y casi sin parangón .

rafael-gil

Los libros “Rafael Gil. Director de cine “ y “Rafael Gil. Escritor de cine “, las abundantes colaboraciones de personas que le conocieron, trataron y admiraron, la Exposición preparada por Rafael Gil hijo y Luis Rubio Gil que ha recorrido numerosos lugares de España han servido para el mejor conocimiento de la personalidad de un auténtico hombre de cine, un pionero que aprendió primero a ser cinéfilo ( en los albores del séptimo arte ) y que luego fue director sin perder nunca la ilusión y la bondad .
La tarea de reivindicación de lo mejor del cine español de todas las épocas – sobre todo aquellas que están siendo víctimas del olvido – es urgente y pasa más que por lo estudios sesudos por la revisión de las propias películas . Es el mejor método para que el público contemporáneo, sin anteojeras ideológicas se enfrente al cine clásico español y descubra joyas como “Historias de la radio “, “El crimen de la calle Bordadores”, “Los ojos perdidos “, “La herida luminosa “, “Los peces rojos “ , “Mi tío Jacinto “ o “La calle sin sol “.
Sin duda merecerá la pena el esfuerzo y creará no pocas sorpresas a los aficionados que se acerquen a ellas .

LA etapa de Rafael Gil en Cifesa constituye una oportunidad magnífica para acercarse a estas películas , muy famosas en su momento, tal vez conocidas de oídas por las nuevas generaciones de cinéfilos pero que ahora reviven gracias a las exposiciones o al DVD ( la estupenda edición de Don Quijote de la Mancha con interesantes extras y una gran calidad de imagen ) .

El lema de Rafael Gil podría resumirse en la frase que escribiera en 1969 y que ya hemos reproducido : “ creer en lo que aún no es resulta siempre una bella manera de vivir “ . Y además es una creencia mantenida a lo largo de los tiempos, desde el inicio como principiante a la madurez, cuando muchos llamaban a la puerta para ser contratados por su productora .

A eso se le llama, simplemente, esperanza .

Advertisements

About barahona19611

abogado y escritor. Ha publicado 40 libros : cine, novela, poesía y ensayo . Entre ellos : Cecil B de Mille, Charlton Heston la épica de un héroe, John Wayne , el héroe americano, Perón o el espíritu del pueblo, Antropología del cine , Historia del terror a través del cine , Anthony Mann, El sueño de la vida, Viaje hacia el amor, El rapto de la diosa, La restauración, Círculo de mujeres , Retrato de ella en preparación : Tres poemas de mujer, Cartas del silencio, Figuras en un espejo
This entry was posted in cine. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s