CINE, MUSICA Y TEORIA


 

colline-de-l-adieu-55-05-g

CINE Y MUSICA

Si la literatura ha servido para proporcionar una excelente materia prima a la producción cinematográfica , la relación con la música es muy diferente, colateral y no constitutiva, pero , a veces, de una importancia decisiva .

Se ha citado antes a Wagner como precursor del “ arte total “ , entendido como síntesis de las diversas formas artísticas . De alguna manera, el cine , en su capacidad de utilizar la fotografía ( y aún la pintura ) , la música, el diálogo teatral y la narración literaria podría acercase un tanto a ese ideal cuasi mítico del arte total , aunque en este aspecto, como ya se escribió , si cabría hablar de arte compartido , o al menos de varias confluencias artísticas .

Aunque el acompañamiento musical de los films silentes solía ser una constante , es a partir del cine sonoro cuando la música va a entrar a forma parte de la consistencia artístico – cultural de una película , y lo va a hacer de dos formas . Por un lado , con un género específico , el cine musical ( gran parte de las primeras películas habladas fueron musicales ) y, por otro, con la espléndida aportación de una serie de compositores que, en ocasiones, van a ser capaces de nublar a la propia película .

 

Cary-in-An-Affair-To-Remember-cary-grant-4318874-1024-580

Una buena composición musical ha de integrarse en el desarrollo global de la película, servirla y no perturbarla , convirtiéndose así en un elemento más , al igual que la fotografía y la interpretación , en la labor creadora del director . Hombres y artistas como Miklos Rozsa (Ben Hur, El Cid, Rey de Reyes ), Dimitri Tiomkin (El Alamo, DuelO al sol, Duelo de titanes , Solo ante el peligro, Rio Bravo ) , Victor Young (Sansón y Dalila, El hombre tranquilo ), Elmer Bernstein (Los Diez Mandamientos , Los siete magníficos ) , Erich Wolfgang Korngold (Las aventuras de Robin de los Bosques,), Max Steiner (Casablanca, Lo que el viento se llevó ), Mario Nascimbene (Salomón y la reina de Saba ), Nino Rota (Guerra y paz, Las noches de Cabiria ) , Vangelis (Carros de fuego ) , John Williams (ET ), Basil Poledouris (Conan el bárbaro ) , Alan Silvestri (Juntos para vencer ) , Ennio Morricone (El bueno, el feo y el malo ) , John Williams (E.T ) … supieron crear esa música capaz de identificar , sin dejar de servir , a una película .

En otras ocasiones, la melodía tiene una vida propia , ajena casi por completo a la película, como el tema final de “El rey de la comedia “ de Martín Scorsese ( que interpreta Van Morrison ) , o las melodías creadas por Mike Oldfield para “Los gritos del silencio “de Roland Joffe . En la misma línea se enmarca Ry Cooder y su composición para “París, Texas “ de Wim Wenders , o las espléndidas canciones de Simon y Garfunkel contenidas en la famosa “El graduado “ de Mike Nichols .( para un estudio riguroso sobre el tema : “Los grandes músicos del cine “ de Fernando Moya Lorente . Royal Books . 1993) -.

Otras veces , es un compositor anterior a la película quien es adaptado a la nueva creación , como el ya citado Mahler (Muerte en Venecia, que también incluye a Beethoven ) , Charlie Parker (Bird, de Clint Eastwood ) o los maravillosos Albinoni (Gallipoli , de Peter Weir ) o Pachelbel ( el famoso Canon que aparece en “Volver a empezar “).

En cualquier caso , tanto literatura como música , nos ayudan a entender e identificar las diversas manifestaciones artísticas que son capaces de integrarse en el resultado final de una película .

Hemos hablado , hasta ahora, de la imagen fílmica y su conexión con el arte no podemos cerrar el capítulo sin tratar también de indagar en el contenido propio del cine y en la forma de acercarse a él .

anghel

 

CINE Y TEORIA

A través de los años se ha intentado hallar una teoría cinematográfica que fuera capaz de expresar las categorías o conceptos fílmicos que el cine ha creado en el transcurso de la historia .
Las aportaciones son muy variadas , , desde el propio Serguei Eisenstein hasta Jean Mitry (Teoría y estética del cine ) , sin olvidar a C.M.Staehlin (Teoría del cine ), André Bazin (Las formas del cine ) , Siegfred Krakauer o Gilles Delleuze (la imagen – movimiento ) .

Pero si el cine es, en suma, una representación dramática de la vida humana , hecha por hombres y acerca de la vida de los hombres , y la vida es continuo movimiento, se hace enormemente difícil atrapar en una teoría establecida las reglas estéticas del cine , más allá de los puros datos técnicos .

Es preciso conjugar una serie de conceptos radicales : la humanidad del artista y de la obra y , por tanto, la intrínseca naturaleza moral de toda acción humana ; la libertad artística no sólo como expresión formal sino como carácter intrínseco de toda creación de arte , y la autenticidad de la obra en relación al artista y consigo misma .

Como ha escrito Pedro Antonio Urbina (Filocalía o amor a la belleza, Rialp . 1987 ) , el artista es un hombre , por tanto lo creado es obra humana y como tal no puede soslayar esta encarnadura vital que es su razón y su origen . El arte no es tan solo una entelequia idealista. El hombre es proyectivo , hacia un “ para que “ y la obra humana , por tanto, participa de esta ultima finalidad ; si falta la vertiente personal el arte se transforma – como muy bien supo ver Ortega – en “ deshumanización “ .

 

epic

Pero el hombre es libre y, por tanto, la obra humana es producto de esa libertad intrínseca ( de creación ) y extrínseca ( de expresión ) ; por ello, non puede encadenarse la acción artística a un compromiso previo . Hablar así de “ cine comprometido “ o, lo que es pero, de cine “ revolucionario “ , tal y como ha hecho la cosmovisión marxista, reduce ostensiblemente las capacidades del hombre . En este sentido, el arte no puede estar , al menos por definición previa, al servicio de ideología alguna . Esta concepción deriva , por fuerza , en una visión muy reductora del hombre y la sociedad .

La autenticidad , finalmente, es la piedra de toque de toda acción humana y, por tanto, de la obra artística . La autenticidad de lo creado puede ser respecto a la belleza como expresión modélica de lo de la relación artista- creador con Dios como sumo Creador (Urbina ) o bien entender la necesidad interior y fidelidad a sí mismo (Ortega ) cuando define la filosofía como la “ ciencia general del amor • .

El cine , como imagen , sirve a la artesanía , la técnica y la estética y, al igual que la sintaxis lingüística , hay unas reglas básicas de filmación y , por tanto, secuencias bien, mal, o regularmente rodadas .

El cine, como realidad histórica , precisa de cuantiosos medios económicos y de un mercado consumidor lo más amplio posible -, para ello necesita libertad de creación y le conviene libertad económica .

El cine , como imagen de la vida humana, ha de ser real ( lo que no implica , ni mucho menos , que haya de ser realista ) , imaginativo y emocionante .

Por ello, podría definirse el cine como movimiento ,belleza ( En sentido amplio ) , imaginación , emoción y realidad .

ordet2

 

Advertisements

About barahona19611

abogado y escritor. Ha publicado 40 libros : cine, novela, poesía y ensayo . Entre ellos : Cecil B de Mille, Charlton Heston la épica de un héroe, John Wayne , el héroe americano, Perón o el espíritu del pueblo, Antropología del cine , Historia del terror a través del cine , Anthony Mann, El sueño de la vida, Viaje hacia el amor, El rapto de la diosa, La restauración, Círculo de mujeres , Retrato de ella en preparación : Tres poemas de mujer, Cartas del silencio, Figuras en un espejo
This entry was posted in cine. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s