LA ORILLA OSCURA . Fernando Alonso Barahona


SYLVIA PLATH . La orilla oscura

Fernando Alonso Barahona 

 

Nacida en el barrio de Jamaica Plain de Boston el 27 de octubre de 1932, Plath mostró gran talento a una edad temprana. Su primer poema lo publicó con ocho años. Tras morir su padre en 1940  -su primer gran trauma– siguió escribiendo y estudiando. Pero la sombra de la jaula que escribiría Pizarnik (“Señor, la jaula se ha vuelto pájaro”)  comenzaba ya a perseguir a Sylvia Plath. En su primer año en la universidad de Smith College tuvo el primero de sus intentos de suicidio.

Fue en Cambridge donde conoció al poeta inglés Ted Hughes. Se casaron el 16 de junio de 1956 Plath y Hughes vivieron y trabajaron en Estados Unidos desde julio de 1957 hasta octubre de 1959, periodo durante el cual Plath daba clases en Smith College. Después se trasladarían a Boston. Sylvia Plath recitaba sus versos con una profundidad impresionante y los medios de comunicación empiezan a hacerse eco de ellos. En Tres mujeres, poema narrado para la BBC en 1962, Sylvia dota de una nueva visión a su poesía. A partir de ese momento concibe los poemas para ser leídos en voz alta.

Pero el matrimonio con Hughes comienza a naufragar en parte por la dificultad de convivencia entre ambos, pese a los dos hijos, Frieda y Nicholas que ya completan su familia, y sobre todo por la aventura del marido con la poetisa Assia Webill.

 

Autosave-File vom d-lab2/3 der AgfaPhoto GmbH

Sylvia Plath regresó a Londres con sus hijos.  Alquiló un piso donde había vivido el gran Yeats y encaró con buen ánimo el proceso de su separación.

El 8 de febrero de 1963, Sylvia Plath escribe a su marido Ted Hughes ya en los primeros trámites de separación. Hasta ahora se pensaba que aquella carta era una nota de suicidio. Pero investigaciones recientes sobre el archivo privado del marido han permitido reconstruir los hechos del trágico fin de semana de febrero de 1963.

En 2010, póstumamente, apareció un poema de Hughes (1930-1998) titulado Última carta, que rememora los días anteriores al suicidio de su esposa Sylvia Plath (1932-1963). La  publicación causó un gran impacto porque el texto aborda lo que sucedió durante los tres días previos al suicidio de Plath.

Pero al descubrirse el documento se ha comprobado que lo que la carta comunicaba a Hughes era la decisión de Plath de marcharse a París y abandonarle para no volver a verle jamás. La carta llegó antes de lo previsto y el marido se precipitó a la casa de Plath en Primrose Hill. Allí los dos mantuvieron una fuerte discusión y Sylvia arrojó la carta al fuego.

Pocas horas después, el 11 de febrero de 1963, sola, enferma (hoy se sabe que padecía trastorno bipolar), con dificultades económicas no resueltas, Sylvia Plath acostó a sus dos hijos, se dirigió a la cocina y se asfixió con gas. El suicidio se había consumado. “Por qué no me suicido frente a un espejo”, escribiría años después Alejandra Pizarnik. El espejo fue la mujer enfrentada a las palabras, la mente teñida de niebla y angustia. El gas arrebatando la respiración y con ella la vida.

Sylvia Plath escribió una novela semibiográfica: The bell Jarr, su talento hubiera dado para explorar todos los campos de la literatura. Pero la poesía fue su alma, los poemas recopilados en las obras completas nos descubren un mundo extraordinario, una auténtica disección del alma humana, el propio alma del artista. Se dijo que su poesía era confesional, psicoanalítica porque desmenuzaba su existencia misma. Sylvia era tímida y arriesgada a un tiempo, redactaba su poesía como si desgajara el alma de su cuerpo. Escribir poemas –para ella– suponía un nuevo renacimiento, pero para renacer era preciso morir. Ese nuevo nacimiento ya no tendría cuerpo, por eso el suicidio volvió a erigirse como la única llave de la jaula de la vida. Al igual que con Pizarnik la jaula se volvió pájaro y al volar, la vida escapó de los límites de lo corpóreo.

 Hoy , Sylvia Plath sigue impresionando a sus lectores, no hay canon para ella, ni normas, solo versos misteriosos de vida, muerte, misterio, deseo y a última hora, destrucción y angustiosa belleza.

 

 

DOS POEMAS DE SYLVIA PLATH (  1932- 1963 ) 

Canción de amor de la joven loca

Cierro los ojos y el mundo muere; 
Levanto los párpados y nace todo nuevamente. 
(Creo que te inventé en mi mente). 

Las estrellas salen valseando en azul y rojo, 
Sin sentir galopa la negrura: 
Cierro los ojos y el mundo muere. 

Soñé que me hechizabas en la cama 
Cantabas el sonido de la luna, me besabas locamente. 
(Creo que te inventé en mi mente). 

Dios cae del cielo, las llamas del infierno se debilitan: 
Escapan serafines y soldados de satán: 
Cierro los ojos y el mundo muere. 

Imaginé que volverías como dijiste, 
Pero crecí y olvidé tu nombre. 
(Creo que te inventé en mi mente). 

 

Límite

(último poema, escrito la víspera del suicidio) 

La mujer alcanzó la perfección. 
Su cuerpo muerto muestra la sonrisa de realización, 
la apariencia de una necesidad griega 
fluye por los pergaminos de su toga, 
sus pies desnudos parecen decir, 
hasta aquí hemos llegado, se acabó. 
Los niños muertos, ovillados, blancas serpientes, 
uno a cada pequeña jarra de leche ahora vacía. 
Ella los ha plegado de nuevo hacia su cuerpo; 
así los pétalos de una rosa cerrada, 
cuando el jardín se envara 
y los olores sangran de las dulces gargantas 
profundas de la flor de la noche. 
La luna no tiene por qué entristecerse, 
mirando con fijeza desde su capucha de hueso. 
Está acostumbrada a este tipo de cosas. 
Sus negros crepitan y se arrastran.

 

About barahona19611

abogado y escritor. Ha publicado 40 libros : cine, novela, poesía y ensayo . Entre ellos : Cecil B de Mille, Charlton Heston la épica de un héroe, John Wayne , el héroe americano, Perón o el espíritu del pueblo, Antropología del cine , Historia del terror a través del cine , Anthony Mann, El sueño de la vida, Viaje hacia el amor, El rapto de la diosa, La restauración, Círculo de mujeres , Retrato de ella Tres poemas de mujer, Cartas del silencio, Figuras en un espejo
This entry was posted in poesía y literatura. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s