AMAR EL CINE


 

“ Y entonces descubrí algo inesperado y acaso aún más interesante ; que puede haber una “ antropología cinematográfica “ , porque el cine es , con métodos propios , con recursos de los que hasta ahora no se había dispuesto , un análisis del hombre , una indagación de la vida humana “
JULIAN MARIAS (Discurso de la toma de posesión como académico , dela Real Academiade Bellas Artes de San Fernando . 16, diciembre 1990 )

Amar el cine es amar la vida, porque el cine es un escorzo de vida humana .
La vida humana posee una estructura que se descubre analizando la propia vida ; el resultado de este análisis ( tal y como lo describe Julián Marías en su imprescindible “Antropología metafísica “ ) es una teoría que se puede denominar analítica .
Estas estructuras analíticas permiten aprehender la realidad singular de cada vida , y la forma más singular de hacerlo es contándola . Tradicionalmente, la metafísica, tal y como fue concebida por Aristóteles, se identifica con la ontología, es decir, con la ciencia del ser y la teoría del conocimiento; sin embargo, Ortega, sin renunciar a esa visión, incluye un nuevo modo de acercamiento. Para saber a qué atenerse, el hombre necesita una certidumbre radical, en la medida que no la tiene, la busca, porque le es necesaria; de este modo, en certeza expresión de Julián Marías, la metafísica, según la razón vital, sería la búsqueda de la certidumbre radical acerca de la realidad radical.
La metafísica no es una certeza en que se está, sino una certeza a que se llega., la metafísica ha de justificarse; entre otros casos, ha de dar razón de sí misma.

¿No merece la pena de que antes de que la metafísica empiece a decirnos lo que es el Universo paremos mientras en este hecho previo, humildísimo, pero irrecusable, de que la metafísica misma no es sino algo que el hombre, usted y yo, hacemos con nuestras vidas y que ésta, en consecuencia, es algo anterior, antepuesto a cuanto la metafísica o cualquier otra ciencia o la religión misma nos vaya a descubrir?
Yo no sé si eso que llamo mi vida es importante, pero si parece que, importante o no, está ahí, antes que todo lo demás, incluso antes que Díos , por que todo lo demás, incluso Dios, tiene que darse y ser para mí dentro de mi vida
José Ortega y Gasset
Unas lecciones de metafísica.

Julián Marías, con su ensayo cuyo título coincide con el del epígrafe arriba indicado, construye una apasionante interpretación y desarrollo del contenido de una metafísica según la razón vital .Su base y su núcleo seria, obviamente, el análisis de la estructura de la vida humana, la realidad radical de cada persona, de cada uno de nosotros.
La vida humana posee una estructura que descubro analizando mi propia vida; el resultado de ese análisis es una teoría que se puede denominar analítica.

Estas estructuras analíticas permiten aprehender la realidad singular de cada vida, y la forma más singular de hacerlos es contándola. Ahora bien, esa estructura analítica (narración de una vida) tiene unos supuestos que no podemos pasa por alto; cuando contamos , por ejemplo, la biografía concreta de un hombre estamos dando por supuesto lo que denominamos hombre , es decir, la serie y el conjunto de elementos previos a cada biografía y con los cuales contamos. A esa zona de realidad es a la que Marías llama estructura empírica.
Ahora si nos encontramos en disposición de entender, de manera completa, lo que es el hombre: el conjunto de las estructuras empíricas con que se nos presenta la vida humana.
Las películas son trozos de vidas- ensayos vitales- que cobran existencia ficticia durante un período de tiempo determinado, después desaparecen, aunque pueden volver a proyectarse y revivir cuantas veces queramos. La semejanza que existe entre las biografías humanas y las cinematográficas pueden dar lugar a que la realidad se entrecruce con la ficción hasta que lleguen, incluso, a confundirse.

Es el tema, ya tratado por Unamuno , de la rebelión de los personajes contra su creador (en “Niebla”, los protagonistas de la novela dialogan con el autor); es la supervivencia del personaje sobre el artista: Cervantes (“Don Quijote”), Shakespeare(Hamlet”)…; y es, sobre todo, la extraordinaria vigencia de algunos personajes ficticios que disfrutan de una realidad tangible y cierta.Sherlock Homes, genial creación literaria de Sir Arthur Conan Doyle, tiene en Londres una casa-museo con sus objetos personales, y todo el mundo recuerdasu domicilio situado en Baker Street. En el cine, Basil Rathbone , Peter Cushing y Charlton Heston , entre otros, sirvieron de adecuada caracterización al célebre detective inglés. Su existencia material es, valga la redundancia, inexistente. Holmes no vivió como tal ser humano de carne y hueso , pero nadie puede sostener con seriedad que Sherlock Holmes no tenga existencia; la tiene, aunque no sea completa, real, sino como un ente imaginario, fantasmagóricamente real

 


El cine ayuda a dilatar la vida humana pero, en ocasiones, puede también sustituir parte de su funciones, lo que se convierte en un evidente problema. Un film de José Luis Garci , SESIÓN CONTINUA, describe magistralmente este proceso: Jesús Puente y Adolfo Marsillach . son un guionista y un director que han vivido tanto el cine y las películas que han sufrido una suplantación de sus propias personalidades. Uno de ellos dice:” Ford, Walsh,… eran tipos que amaban la vida, por eso hicieron buen cine; nosotros, en cambio, no hemos vivido, nos han vivido(…), por eso ahora no tenemos historias que contar.
La frase nos han vivido es absolutamente certera. El cine es un ingrediente de la vida y un prodigio motor de imaginación y sueño, pero la vida de cada cual es insoslayable, no puede vivirse por nadie, so pena de inautenticidad y suplantación.
En ocasiones, se ha hablado, casi siempre con exageración, del cine como droga evasiva de la realidad. Ciertamente, la evasión es verdadera, pero, como dice Marías, esto es un hecho positivo; divertirse consiste en saltar, durante un tiempo, de nuestra instalación actual para conocer otras, diferentes y diversas. Desde luego, esta evasión es de ida y vuelta; entonces, la presunta droga tendría efectos positivos, lo contrario sería un caso patológico.
El cine sirvió enseguida de cauce a las inquietudes culturales de la primera parte del siglo; el impresionismo en Francia, el expresionismo y el “Kammerspiel” en Alemania, el cine político en la URSS, el cine arte total en Hollywood ( Estados Unidos)…La revolución que supone la llegada del sonoro en 1927 transforma por completo la expresión cinematográfica, casi como una vuelta a empezar. El cine en casi cien años de historia, ha servido de vehículo a ideas políticas y tensiones sociales, y ha servido, sobre todo, a los sueños de varias generaciones que, literalmente, han visto ampliar su vida y su mundo personal a través de las pantallas luminosas de las salas cinematográficas.

Este milagro artístico-cultural fue posible gracias a la acción conjunta de una industria sólida y emprendedora ( Hollywood), a un puñado de actores, actrices, técnicos y guionistas, y al trabajo difícil y generoso de un grupo de sobresalientes artistas que dieron lo mejor de sí mismo en las películas: John Ford, King Vidor, Cecil B. De Mille, Alfred Hitchcock, Anthony Mann, Leo McCarey, Howard Hawks, Fritz Lang, Raoul Walsh, Orson Welles, Charles Chaplin, Luis Buñuel, Carl TH. Dreyer, Luchino Visconti, Federico Fellini, Jean Renoir, Luis Buñuel, Kenji Mizoguchi, Billy Wilder , William Wyler , Francois Truffaut, Roberto Rossellini , Rafael Gil , Henry King, Frank Borzage, Claude Chabrol , W.S, Van Dyke , Ingmar Bergman, Yasujiro Ozu ..y tantos otros , genios del arte del siglo XX .

 

Advertisements
Posted in cine | Leave a comment

ADIOS A LAS ARMAS


adiosarmas

 

Ernest Hemingway es uno de los novelistas más adaptados por el cine norteamericano . Recordemos películas espléndidas como “Las nieves del Kilimanjaro “ y “Fiesta “ de Henry King, Tener y no tener, de Howard Hawks, Por quien doblan las campanas de Sam Wood, o El viejo y el mar “ de John Sturges .

Una de sus mejores novelas es “Adios a las armas “, una historia de amor y de guerra que se desarrolla en la Primera guerra mundial, en tierras de Italia . Un joven americano se enamora de una enfermera y tras conocer los horrores de la guerra , deserta para vivir su amor con ella . Logran llegar a Suiza, pero ella muere tras dar a luz .

asdiosarmasjennuifer

 

Las dos versiones sobre la novela son magníficas . La primera es del gran Frank Borzage, uno de los mejores cineastas románticos del séptimo arte. Su película en apenas ochenta minutos condensa admirablemente la historia y se centra en el episodio romántico dejando a un lado la pintura de la guerra y el resto de personajes . Con una calidez asombrosa Borzage muestra el amor puro de Gary Cooper y Helen Hayes y hace palpitar la pantalla . La causa de la deserción es la sospecha de que la enfermera esté herida ya que no recibe ninguna de sus cartas en el frente ( éstas habían sido censuradas ) . Borzage rodó dos finales, uno feliz ( ella se salva ) y el auténtico de Hemingway , con la muerte de la  mujer . En la prodigiosa escena final, y después de rogar a Dios su salvación, Cooper coge en brazos a la chica muerta y la eleva al cielo , de espaldas, musitando “ paz, paz “. Poco antes se ha declarado el armisticio .

 

La versión de Charles Vidor arrastra mala fama crítica , fue la última producción Selznick, fracasó en taquilla y tuvo problemas de rodaje (John Huston era el director inicial y fue despedido a los pocos días de filmación ). Sin embargo es un grandioso melodrama de dos horas y media de duración que junto a la pasión romántica del soldado y la enfermera retrata los desastres de la guerra, la belleza de la paz en Suiza, el color de la esperanza que dura tan poco como el fulgor de una estrella . La deserción del protagonista se produce tras el injusto fusilamiento de Rinaldi, el coronel médico que encarna Vittorio de Sica .  La escena de la muerte de la enfermera en el hospital , poco después de dar a luz un niño muerto, es impresionante . La extraordinaria Jennifer Jones logra una interpretación magnífica , absolutamente emocionante y humana . Junto a ella, un ajustado Rock Hudson en la época cumbre de su carrera .

 

Hemigway relata el amor y la guerra, la tragedia de la soledad ( la mujer teme la lluvia y los amantes , solos, se tienen el uno al otro ). Las dos películas se centran en un mismo núcleo : el amor, aunque después la primera opta por una puesta en escena intimista y la segunda – con una gran fotografía de Oswald Morris – se extiende al paisaje, los ambientes y multitud de personajes . Pero ambas son dos grandes películas, reconocida una ( con varias nominaciones al Oscar ) , incomprendida la segunda . Es cierto que Borzage es mejor cineasta que Charles Vidor ( pese a que en su obra figura “Gilda “ ), pero las dos películas rondan la excelencia y han sido recuperadas por el DVD para el descubrimiento de las nuevas generaciones .

—————————————————————————

Adios a las armas (A farewell to arms ) 1932 de Frank Borzage, con Gary Cooper, Helen Hayes, Adolphe Menjou. Una producción Warner BROS .

Adios a las armas (A farewell to arms ) 1957 de Charles Vidor, con Rock Hudson, Jennifer Jones, Vittorio de Sica, Alberto Sordi . guión : Ben Hecht, fotografía : Oswald Morris . música : Mario Nascimbene . Una producción David O,Selznick .

 

 

 

 

Posted in cine | Leave a comment

DE LA SOLIDARIDAD Y OTROS CUENTOS


 

De la solidaridad y otros cuentos ( Amargord Ediciones 2017 ) nace del empeño y la coordinación de tres ilustres profesores : Carlos Flores Juberías, Fernando Reviriego Picón y Jose María Enríquez Sánchez . Este volumen completa la colección iniciada en 2015 con De la libertad y otros cuentos y en 2016 De la igualdad y  otros cuentos .

Fernando Alonso Barahona ha colaborado en el libro con la redacción de uno de los relatos .(Diario de una aventura )

Como expresa Luis Jimena Quesada en el prólogo los tres conceptos nos remiten a la Declaración Universal de Derechos Humanos de 10 de diciembre de 1948 : Todos los hombres nacen libres e iguales en dignidad y derechos y , dotados como están de razón y conciencia , deben comportase fraternalmente los unos con los otros .

Declaración idealista que recuerda aquella Constitución buena y benéfica, por más que la realidad de los hechos a veces coloque a los hombres en posiciones más cercanas a las de Thomas Hobbes .
La solidaridad tiene una vertiente humana sobre la que se sustenta la naturaleza jurídica de por ejemplo nuestra Constitución de 1978 al definir como valores superiores la libertad, la igualdad, la justicia y el pluralismo político . Pero la justicia no es la solidaridad , la solidaridad es lo que hace una persona cuando otro necesita de su ayuda, la solidaridad es la colaboración que alguien puede brindar para se pueda terminar una tarea en especial, es ese sentimiento que se siente de ayudar sin intención de recibir algo a cambio.
Sin embargo la solidaridad aparece en la Constitución española de 1978 como principio en varios artículos: en el artículo 2º, en el 45, 2º y en el artículo 138, 1º. Este último establece que:
El Estado garantiza la realización efectiva del principio de solidaridad consagrado en el artículo 2 de la Constitución, velando por el establecimiento de un equilibrio económico, adecuado y justo, entre las diversas partes del territorio español, y atendiendo en particular a las circunstancias del hecho insular.
Ciertamente lo contrario de lo que pregona el independentismo secesionista que sufre España sobre todo el catalán en este otoño de 2017 . Aparte de la negación de casi todas sus vertientes el secesionismo se basa fundamentalmente en la ruptura del principio de solidaridad .
Junto a los territorios la solidaridad informa el sistema de pensiones, el sistema de salud y en realidad todo el ordenamiento jurídico . Por supuesto la solidaridad se enmarca en el principio de legalidad y en el de seguridad que a veces puede afectar  la defensa nacional . Abrir – por ejemplo – fronteras sin procedimiento , límites  ni razón permitiendo posible entradas de terroristas cuyo objetivo es precisamente destruir el sistema constitucional no parece que –demagogias a un lado – deba encuadrarse en la definición correcta del principio de solidaridad .
Todos estos ámbitos de reflexión aparecen en el libro en forma de cuentos y relatos lo que otorga no solo una visión original del concepto sino que permite el dibujo literario de sus autores . El resultado es un mosaico de textos de notable brillantez, cada uno en el estilo personal del autor concreto , pero que conforman un rico paisaje literario, jurídico, social y cultural del principio de solidaridad . Diríase que la razón vital de Ortega y Gasset y Julian Marías se pone en marcha en las páginas del libro : El principio se relata con historias personales de seres humanos . Y de cada drama intimo el lector podrá sacar sus conclusiones .

He aquí los relatos :
INTERGENERACIONAL . Abraham Barrero Ortega
EL CARACOL Y EL SOLDADO ( La llamada del necio ) Ricardo Bellveser
HISTORIA DE CAMINANTES : EL SACERDOTE Y EL JOVEN . Andrés Botero Bernal
SOU . Rafael Bustos Gisbert
HISTORIA UNIVERSAL DE LA SOLIDARIDAD . Raul C. Cancio
EL DIA DEL ECLIPSE . Encarna Carmona Cuenca
HOJA QUE AMARILLEA . José María Enríquez Sánchez
LOS VECINOS DEL PUEBLOA ( CASI ) DESIERTO . Jose Julio Fernández Rodríguez
LOS RECUERDOS RIDICULOS . Enrique Ferrari .
TRISTAN Y TEO . Carlos Flores Juberías
CONCHEITO . Faustino Gudín
UNA TARDE DE DOMINGO . Ana I. Marrades Puig
ME CAMBIO LA VIDA . Aniceto Masferrer Domingo
UNO DE LOS NUESTROS . Jose Luis Muñoz de Baena Simón
EL HORROR , Juan Alfredo Obarrio Moreno
LOS PROBLEMAS DE LIBERIO. Carmelo Paradinas
CADAVERES EXQUISITOS . Guillermo Pilía
LA SONRISA DE BEATRIZ. Alfredo Ramírez Nardiz
SOLIDARIDAD ES UNA PALABRA QUE SE ESCRIBE CON EL ALMA . Fernando Reviriego Picón

EL CAMBIO DE NENAD . Miguel Rodríguez Andreu
AYLAN NO MURIO EN LA PLAYA . Rosa María Rodríguez Magda
SOS . Salvador Soto Lostal
ABDEL EL JUSTO, KALID EL INMORTAL . Carmen Torres Ferrer
LAS GOTERAS DE DOÑA EMILIA . Ana Valero Heredia y Luci Romero
LA ULTIMA LECCION . Juan Alfredo Obarrio Moreno

Y el relato de Fernando Alonso Barahona : : Diario de una aventura )

Pero mis brazos insisten en abrazar al mundo
porque aún no les enseñaron
que ya es demasiado tarde
(Alejandra Pizarnik ).

Cuando la fiscal Belén decide ayudar a Lilian, prácticamente una desconocida para ella , siente el impulso de la solidaridad en su escenario de valor y justicia . Ella y su hermana son mujeres atrapadas en una vorágine de peligro, ilegalidad y sufrimiento ( los talleres ilícitos de costura en las grandes ciudades ) y solo pueden salir de allí con ayuda externa .
Belén tendrá que enfrentarse a una amenaza desconocida pero a raíz de ella también brotará una nueva amistad y un proceso de aprendizaje de elementos que no hubiera encontrado en sus reuniones jurídicas convencionales .

“Cada vez que abro los labios
Inundo de nubes el vacío “
Vicente Huidobro

Entre versos y sentimientos es posible hallar un lugar para la solidaridad, y con ella , la esperanza .

Diario de una aventura se convierte así en el más reciente relato de Fernando Alonso Barahona  coincidiendo con la presentación de su ultimo poemario : Cartas del silencio (Carena editorial 2017 ) , y a la espera de la nueva novela : Figuras en un espejo .

De la solidaridad y otros cuentos se puede adquirir en Amazon .  Tambien directamente en la Editorial y en librerías especializadas –

http://www.amargordediciones.com/producto/de-la-solidaridad-y-otros-cuentos/

El lector saldrá impresionado , emocionado, alterado en suma, por los diversos prismas de situaciones humanas, profundamente humanas .

 

 

Posted in poesía y literatura | Leave a comment

JOHN WAYNE Y LOS COWBOYS


 

Sin duda, John Wayne es no solo uno de los más grandes actores de la historia del cine, sino uno de los que más personajes inolvidables han cosechado : baste recordar su Ringo Kid en “La diligencia “, el capitán Tolliver en “Piratas del mar Caribe “ (Cecil B. De Mille , 1942 ) y por supuesto su colección de obras maestras a las órdenes de John Ford : La legión invencible, El hombre tranquilo , Centauros del desierto, El hombre que mató a Liberty V alance , ) y Howard Hawks : Rio Rojo, Rio Bravo, Hatari, Eldorado . Todo ello sin olvidar por supuesto al mítico Davy Crockett en “El Alamo “ dirigida por el propio Wayne en 1960 y que continua siendo una de las mejores películas de la historia del cine, y su testamento cinematográfico, la magistral “El ultimo pistolero “ (The shootist ) realizada por Don Siegel en 1976 .

Una de las películas que se reedita en todo el mundo con los honores de estreno es “The Cowboys “ dirigida por Mark Rydell en 1973 . LA historia de un veterano vaquero, Will Andersen , que ante la ausencia de hombres tras la desbandada de la fiebre del oro, para transportar sus más de mil reses a lo largo de terrenos inhóspitos decide recurrir a un grupo de adolescentes a los que contrata para el peligroso viaje, fue estrenada en toda Europa ( España incluida ) con el simbólico título de “John Wayne y los cow boys “ . La confluencia de personaje y actor eran tan grandes que con el título se producía una sorprendente mitificación de ambos. Sobre todo porque la película , aunque fiel al espíritu del actor, no era una historia de las habituales que Wayne solía producir con su empresa Batjac y Andrew McLaglen como director . Antes al contrario, “The cow boys –“ – junto a “El ultimo pistolero “ – fue una de las escasas películas de los ultimos diez años de vida del actor, no producida por la Batjac y con un guión lleno de aristas dramáticas nada convencionales . Además, el personaje de Wayne moría asesinado en la historia , algo insólito en las películas de la estrella .

 

El director Mark Rydell ( 1934- ) autor de obras tan interesantes como “La zorra “ 1968 , “En el estanque dorado “ 1981 , “ Cuando el rio crece “ 1984, con Mel Gibson, o “Entre dos mujeres “ (Intersection ) 1994 con Sharon Stone , Richard Gere y Lolita Davidovich, plantea en “The cowboys “ una forma de iniciación a la madurez que alcanza su mayor grado de expresión en el duro aprendizaje de los adolescentes a las ordenes del viejo vaquero, y sobre todo en el desenlace , cuando los jóvenes habrán de rematar el trabajo y vengar a su maestro . Es decir, cuando desprendidos de la figura paterna han de demostrar que han aprendido a hacerse hombres y que se puede confiar en ellos para seguir conquistando el futuro .
“The cowboys “ es una historia de aprendizaje , de valores positivos , de esfuerzo, trabajo , responsabilidad y sacrificio …que en 1973 sonaba conservadora y políticamente incorrecta, y que a la altura de 2017 se antoja rebelde, aleccionadota …y también políticamente incorrecta .

 

Una película magnífica – con una espléndida banda sonora de John Williams – para redescubrir en el recuerdo de un gran artista como John Wayne .

 

Posted in cine | Leave a comment

DIONISIO RIDRUEJO, REBELDE Y HONRADO


 

El escenario

La crisis económica, política y – sobre todo – de referencias y valores de la España contemporánea desemboca en multitud de vacíos . Regreso al pasado sin red : el independentismo inventor de historias y de deudas inexistentes, olvido de la historia y sus enseñanzas incluso aunque por ley – extraña manera de recordar – se haya querido imponer una ley de memoria histórica basada en el rencor y la revancha . Vacíos de ideas y de proyectos un sistema se parece a un tinglado- en términos de Ridruejo – . Y ese sistema se deshace en instituciones desprestigiadas, sistema financiero en crisis y una extraña sensación de divorcio entre la vida oficial y la real . La demagogia, la falsedad, la manipulación mediática , han ocupado el puesto de la eficacia y la verdad . Los discursos de gobierno y oposición son casi intercambiables: basta con que gobernante y opositor cambien de trinchera y den la vuelta a sus mensajes .

Todo ello se traduce en un rencor contra le excelencia que ya supo ver hace décadas Julian Marías , y en un olvido de la verdad . De ahí el desprestigio de la política por cuanto sus hacedores optan por hablar en lenguaje de partido, oscureciendo la autenticidad, y lo que es peor, la propia realidad .

El olvido de la historia tiene mucho que ver con la ausencia de maestros de referencia. La España del siglo XXI echa de menos la palabra y la idea de personas integras y profundas como Miguel de Unamuno, Ortega y Gasset, Ramiro de Maeztu, Eugenio D,Ors, Gregorio Marañón, Julian Besteiro, Javier Zubiri , Julián Marías o Dionisio Ridruejo. Aunque muchos españoles ignoren sus nombres o solo les suenen a alguna calle de Madrid o a denominación de algún Instituto de Enseñanza Media .
El centenario del nacimiento de Dionisio Ridruejo en octubre 2012 , la edición de los imprescindibles estudios y análisis de Marco Penella sobre la llamada “Falange teórica “ , la completa biografía escrita por Jordi Gracia (La vida rescatada de Dionisio Ridruejo ) y el estreno de una obra de teatro , “Dionisio Ridruejo. Pasión española “ , son destellos que nos recuerdan una de las más fascinantes personalidades de la política – de la metapolítica en realidad – del siglo XX : Dionisio Ridruejo .

Las trayectorias de Dionisio Ridruejo

Nacido en Burgo de Osma el 12 de octubre de 1912 de una familia de clase acomodada de provincias , la figura de Ridruejo simboliza de algún modo la tragedia española del siglo , sus miserias y grandezas y sus gigantescas contradicciones que sin embargo merecen ser comprendidos. Entender España, hacerla inteligible como escribiera Marías , es lo que intentó y vivió en sus carnes y en su espíritu Dionisio Ridruejo de forma íntima y radical .

La trayectoria de Ridruejo, personal y biográfica , explica de forma sorprendente y airada la propia entraña española.

El joven Dionisio , enamorado de una dama falangista – Marichu Mora – admirada también por José Antonio Primo de Rivera , llega a través de ella a conocer personalmente al fundador de Falange Española , organización en la que ya milita el joven escritor desde 1933. De aquel entrecruce de seductoras personalidades quedó inscrita en el alma de Dionisio Ridruejo una profunda admiración por la persona , el talante y el halo espiritual de Jose Antonio, un sentimiento que se mantendría durante toda su vida pese a los numerosos avatares político que habría de vivir y sufrir .

La biografía convencional de Dionisio relata de manera casi siempre mecánica sus dramas biográficos : su pasión falangista, su paso por la Dirección General de Prensa y Propaganda a la que llega de la mano de Ramón Serrano Suñer poco antes del final de la guerra y en la que permanecerá hasta la mitad de 1941, su dura experiencia en la División Azul , su progresivo desencanto que le lleva a romper con Franco en 1942 – aunque aún en 1947 fue recibido por el Jefe del Estado en audiencia privada poco antes de obtener el puesto de corresponsal de la prensa del Movimiento en Italia – .

 

En estos años se inicia la angustia de su progresivo exilio interior y se vuelca en su vida privada- su familia – y sus empeños literarios que le llevan a obtener en 1952 el Premio Nacional de Literatura y en 1955 el Premio Mariano de Cavia por un precioso artículo sobre Ortega y Gasset . Después, tras la caída de Ruiz Gimenez y su equipo aperturista, Ridruejo acentúa su aislamiento y da los primeros pasos que le conducen de la soledad interior al encuentro con la oposición democrática al franquismo . Una especie sin duda minoritaria que merece ser protegida por cuanto la oposición real al régimen provenía casi en exclusiva del Partido Comunista . Y si ya en aquel tiempo Stalin había demostrado lo terrible de su alternativa, aún habrían de venir la sangre y el fuego de los tanques en Checoslovaquia, la revolución cultural china, el genocidio de Pol Pot en Camboya o la dictadura castrista .
Y ya en los últimos años sesenta – tras participar en el Congreso antifranquista de Munich – fundó la Unión Social Demócrata , un grupo político con el que trataría de integrar a las diversas Españas que ansiaban la libertad y la democracia . Pero Ridruejo – como Moisés – no llegó a entrar en la tierra prometida . Falleció víctima de una angina de pecho el 29 de junio de 1975 .

Y sin embargo, la aparente ruptura de Dionisio Ridruejo que fue honrada y sincera al contrario de tantas otras acomodaticias que habrían de llegar , tiene mucho más de continuidad que lo que se aparenta . Tan solo Marco Penella en su brillante ensayo : La falange teórica , lo entendió en su fibra más intima . Un ensayo que no duda de la adscripción de Jose Antonio Primo de Rivera que ” en frío era capaz de mostrar distancias frente a la reacción conservadora, pero que en caliente la apoyaba sin ambages con la quimérica esperanza de liderarla ” 
Por supuesto que los protagonistas de aquella teoría esbozada siguieron sus propias trayectorias . Algunos como Raimundo Fernández Cuesta , Girón, Arrese o Pilar Primo de Rivera permanecieron en el Régimen fieles a Franco y tratando de encontrar el hueco personal e ideológico . Otros como Hedilla o Narciso Perales pasaron a la oposición pero sin abandonar la bandera falangista , aunque – eso si – aventuraron sus aspectos más izquierdistas en lo económico, a veces ignorando los cambios de las circunstancias españolas y europeas .
Ridruejo optó por coronar su evolución abandonando la bandera que un día levantó con entusiasmo . No fue un cambio vertiginoso sino pausado, meditado, que precisó el paso de los años y numerosas lecturas, experiencias , conversaciones y contactos . Ridruejo encarnaba la Falange teórica en estado casi puro, revolucionaria desde luego pero con una estética y un núcleo ciertamente influenciado por el fascismo . De hecho la primera gran decepción con Franco es cuando Dionisio comprueba que el nuevo Caudillo es un conservador autoritario muy alejado del fascismo europeo .

Mi general: Si me atrevo a distraer la atención de V.E con esta carta es simplemente por una razón de conciencia… Seguir viviendo silencioso y conforme como un elemento, aunque insignificante, del Régimen me parece en el estado actual de cosas un acto de hipocresía… Durante mucho tiempo he pensado, junto con algunos servidores más inteligentes y leales –más exigentes y antipáticos quizá también– que ha tenido Vuecencia, que el Régimen que preside a través de todas sus vicisitudes unificadoras, terminaría por ser al fin el instrumento del pueblo español y de la realización histórica refundidora que nosotros habíamos pensado. No ha resultado así y se lleva camino de que no resulte ya nunca… Lo cierto es que los falangistas no se sienten dirigidos como tales, no ocupan los resortes vitales del mando, pero en cambio los ocupan en buena proporción sus enemigos manifiestos y otros disfrazados de amigos, amén de una buena cantidad de reaccionarios… La Falange gasta esterilmente su nombre y sus consignas en una obra generalmente ajena y adversa perdiendo su eficacia, y la pugna hace que toda su obra aparezca llena de contradicciones y sea estéril» (Casi…, págs. 236-237).

La estancia durísima en Rusia y la caída de los fascismos con su rastro penoso – sobre todo en Alemania – hiere el alma de Ridruejo y pone la semilla , seguramente , para el inicio del cambio que le llevaría a abandonar esa bandera . Desde 1942 hasta 1957 – fechas más o menos simbólicas – el antiguo jefe de Propaganda camina desde el fascismo decepcionado hasta el falangismo posible, para alcanzar el umbral de una democracia social, con matices orteguianos, capaz de defender la libertad y siempre desde un compromiso humanista de primer orden . Los años cincuenta de Ridruejo resultarían apasionantes :   Su amigo Serrano Suñer le amparó siempre , Ruiz Giménez le ofreció una Dirección General que no aceptó, obtuvo el Premio Nacional de Literatura ( autorizado por el mismo Franco ) y el premio Mariano de Cavia , mantuvo duras polémicas con Juan Ignacio Luca de Tena , cruzó el umbral desde el régimen hasta la oposición y no rehuyó – como ya señalamos – dos entrevistas personales con Franco al que le expuso parte de sus teorías sobre el Estado y la política . Penella advierte en sus imprescindibles libros la sorpresa de un Franco que pese a todo lo sucedido le escucha con amabilidad y atención .

La labor política fue escasa porque el tiempo no dio para más   . La unión socialdemócrata fue solo él y con su prestigio fue capaz de integrar ideas y personas diferentes . Ahora bien, ese cambio profundo – que mantuvo sin embargo siempre la fe religiosa y el sentimiento patriótico – no pasó por rechazar la admiración por el fundador de aquella sugestiva teoría , el hombre por encima de la doctrina : Jose Antonio .

Pensamiento en la encrucijada

Hay varios aspectos que atraen sobremanera en la persona y la vida de Dionisio Ridruejo y que sirven de ejemplo de conducta permanente : la honradez de su pasión y de sus políticas , el paralelismo dramático de su vida con la de Jose Antonio Primo de Rivera o más aún con lo que José Antonio pudo haber realizado de haber tenido la oportunidad de vivir , y en último lugar su aportación a un auténtico sentido de democracia social tan necesario en los tiempos actuales . ¿Cómo hubiera actuado Ridruejo en la encrucijada de la España contemporánea.
Y todas estas vertientes envueltas en la poesía , algo poco usual en un pensador . Dionisio Ridruejo fue un poeta sobresaliente , un escritor sobrio y sereno ( ahí están sus Cuadernos de Rusia, impresionantes o sus ejemplares “Casi unas memorias “ ) , el tono machadiano, castellano, profundo de sus poemas de amor y tierra, paisajes y sentimientos , constituyen un escenario atractivo y sugerente para cualquier persona que se acerque a su vida y a su obra . ( entre su obra en verso : Poesía en armas . 1940 , Sonetos a la piedra, 1943, Elegías, 1948 , Casi en prosa.1972, En breve , 1975 )

La honradez intelectual, el valor personal – en sus puestos relevantes en Rusia, en la oposición real a Franco , en la construcción de un futuro – brillan a gran altura en Ridruejo . No fue liberal en sentido estricto , combatió al liberalismo desde la falange y no lo adoptó – al menos formalmente – en su última política cuando abrió sus ideas a la democracia social . Sin embargo, en su comportamiento político profundo late un auténtico sentido liberal , en el sentido íntimo del término . Y este no es otro que el de Marañón : liberal es considerar la posibilidad de que el adversario pueda tener razón , u Ortega (La rebelión de las masas ) .
Esa semilla de autenticidad y valores es lo que le convirtió en el falangista más audaz y seductor del nuevo régimen en 1939, caer en gracia al propio Franco que le toleró no pocos desplantes insólitos , atacar sin miedo al régimen : “ha dejado de ser un proyecto aunque se mantenga como tinglado “ o mantener amistad con multitud de personajes brillantes y diferentes, desde Ramón Serrano Suñer – una de las seis unicas personas que pudo visitarle en los ultimos momentos de su vida – , Pilar Primo de Rivera – que le admiró hasta el último día de su vida – Carlos Llopis, Pedro Laín ,  Girón de Velasco ,  Jorge Semprun , Gregorio Peces Barba, Miguel Boyer o Julián Marías .
En este sentido, la muerte de Dionisio en la Clínica de la Concepción en Madrid el 29 de junio de 1975 iba a simbolizar la tan deseada integración de las Españas . Todo ello en un escenario social y político que nada o muy poco tenía que ver ya – para bien – con el de los turbulentos años treinta del siglo XX .  Junto a Serrano Suñer , arquitecto del Régimen y desde tiempo atrás apartado de actividad política directa, y Pilar Primo de Rivera, se acercaron a la capilla ardiente junto a Ruiz Gimenez, ex ministro ya en la oposición, Gil Robles el viejo lider de la derecha (CEDA ) en la República, también en la oposición moderada . Y compartieron dolor y recuerdos escritores , intelectuales y artistas : Luis Rosales – quien leyó un hermoso poema en su homenaje – Cela, Aranguren, Conchita Montes , Marías, Pedro Laín , Buero Vallejo . Ortega Spottorno, Alfredo Mañas , Chueca Goitia , Manuel Aznar , Ricardo de la Cierva y politicos de futuros espectros entre la UCD y el PSOE : Tierno Galvan , Oscar Alzaga , Cantarero del Castillo , Arias Salgado, Garrigues Walker, . Y el colofón final de José Solís, ministro secretario general del Movimiento en un símbolo de ese eslabón perdido, cambiado desde la sinceridad pero siempre presente aunque fuera como un hilo entre pasado y futuro .
La voluntad de cambio y libertad en Ridruejo . que llegó a calificarse al final de su vida como neosocialista o socialista no marxista, atraviesa la trayectoria personal de su biografía, el hombre que compuso dos estrofas del Cara al sol y murió con fe inquebrantable en la dignidad del ser humano .

El paralelismo de la pasión de Dionisio Ridruejo con la de Jose Antonio Primo de Rivera es estremecedor. En 1935 el grande de España , marques de Estella, asistente habitual a cenas decadentes – al decir de Ramiro Ledesma – o bares de copas de elite, el amante de hermosas damas de alta alcurnia y cultivador de cortes literarias de nivel, renuncia a una vida apacible – que en el fondo deseaba – rompe con su mundo e incluso con su seguridad política y se echa en brazos de la soledad , a la intemperie, a la tragedia . Falange gira entonces a la izquierda- pese al odio de la izquierda- y la vida cómoda se convierte en peligro, compromiso y aislamiento . Desde marzo de 1936 Jose Antonio vive en la cárcel donde morirá asesinado el 20 de noviembre tras una farsa de juicio . Entre sus papeles póstumos , junto al apoyo indudable  – pese a las reticencias – a sus compañeros y militares que luchan en los frentes por el sueño de una España mejor  – José Antonio musita que tal vez en el futuro , si mantiene la fidelidad a sus ideas, él volverá a la cárcel – otra cárcel – de vencedores o vencidos . Siempre España rota e imperfecta.

Dionisio Ridruejo en 1942 y aún en 1947 cuando cabía la marcha atrás , pudo optar por una vida cómoda y apacible en la tranquilidad del poder y con múltiples contactos de todo tipo, incluso aspirando a las instancias de los puestos relevantes que al fin y al cabo había ocupado con menos de treinta años . Pero al igual que José Antonio , decidió optar por la autenticidad de sus ideales y por seguir pensando aunque ello suponga – naturalmente – variar las conclusiones u obtener nuevos puntos de vista . La vida – como escribe Marías – es futuriza y precisa decisiones constantes . No es un poso fijo sino un desarrollo móvil, variado, abierto a nuevas alternativas y problemas .
La decisión de Ridruejo – progresiva , agónica, sincera – le procuró aislamiento, extrañamientos e incluso cárcel , una cárcel distinta a la de Jose Antonio pero espiritualmente la misma prisión : la que encarcela el espíritu libre, generoso, rebelde .
La Falange teórica, ese ramillete de fogonazos de patriotismo crítico, justicia social, idealismo y autenticidad tal vez no abandonara nunca – como entrevió Penella – a Dionisio  . El hombre que en 1970 recomendara a alguno de sus asombrados seguidores la lectura de la obras completas de Jose Antonio, hablara horas con silencios y palabras a Ricardo de la Cierva señalando que “ algunos de los políticos contemporáneos no fueron fascistas tan solo  porque no llegaron a tiempo ”  y el hombre que llegó a musitar a Penella que siempre estaría en la oposición : a la República, al franquismo y seguramente a la nueva situación que llegara en el futuro .

Presente y futuro

¿Qué hubiera sido de Ridruejo si hubiera traspasado el umbral de la tierra prometida que el ayudó a traer ¿. La pregunta es un imposible metafísico porque cada uno es uno mismo y su circunstancia, y si no la salva a ella no se salva el . Pregunta tan absurda- pero a la vez tan apasionante – como la de imaginar a José Antonio vivo y en activo en la España de Franco en el caso de haber sobrevivido a la cárcel de Alicante .
Dionisio Ridruejo, homenajeado como precursor de la transición democrática en el inicio de 1975 por una importante elite de la que sería futura clase política , hubiera abominado de los separatismos, de la corrupción, de la mediocridad rampante, de la inautenticidad y la cobardía . La decepción acompaña siempre a la integridad .
El antiguo jefe de Propaganda de Serrano Suñer, el soñador de la justicia y la política para todos , el intelectual integrador de las distintas Españas, el poeta de verso firme y lírico no era hombre de componendas . Su exilio interior tal vez fuera su coraza , el escudo de su pureza intelectual , su honradez pública y privada .
Ridruejo no hubiera transigido con la injusticia social , habría buscado el consenso , pero desde las ideas, no desde los beneficios y las prebendas . Hubiese seguido amando la libertad , la reconciliación entre los españoles y por supuesto pensando por sí mismo, sin disciplinas absurdas de voto o correcciones políticas . Hubiese conectado con políticos de distinto signo, moderados pero no dóciles . Lo cierto es que su partido socialdemócrata no le sobrevivió y sus restos se integraron en la UCD y en el PSOE . Tal vez la idea primigenia de lo que pudo llegar a ser aquel grupo se encuentre hoy en UPyD – a salvo de comportamientos concretos de sus protagonistas, hablando desde un plano histórico y político – y seguramente sería un exiliado interior una vez más y a la vez un ejemplo moral de vida intelectual y política .

Dionisio Ridruejo , escritor, político, poeta  ( 1912-1975 ) es sin duda una prodigiosa aventura del pensamiento .

Y resbaló el amor estremecido
por las mudas orillas de tu ausencia.
La noche se hizo cuerpo de tu esencia
y el campo abierto se plegó vencido.

Un ayer de tus labios en mi oído,
una huella sonora, una cadencia,
hizo flor de latidos tu presencia
en el último borde del olvido.

Viniste sobre un aire de amapolas.
Como suspiros estallando rojos,
bajo el ardor de las estrellas plenas,

los labios avanzaron como olas.
Y sumido en el sueño de tus ojos
murió el dolor en las floridas venas.

 

Posted in historia y pensamiento | 1 Comment

CARTAS DEL SILENCIO . novedad


15775_416360101769679_120931586_n

Editorial Carena presenta el nuevo libro de poemas de FERNANDO ALONSO BARAHONA

CARTAS DEL SILENCIO .

El poeta en la soledad del silencio escribe a la mujer soñada y desvanecida . ¿Podrá encontrarla entre los versos, el deseo y los sueños ?

Poemas de amor y pasión, esperanza y angustia, un viaje poético a las profundidades del corazón .

A partir de finales de agosto comenzará la distribución, presentaciones y difusion de CARTAS DEL SILENCIO  .

  “Eres tu , besos y esperanza ,amor soñado y encarnado en la dualidad desvanecida “

 

Posted in poesía y literatura | 1 Comment

MUERTE Y ESPERANZA EN EL CINE


Vendrá de noche, cuando todo duerma;
vendrá de noche cuando el alma enferma se emboce en vida ;
vendrá de noche, con su paso quedo,
vendrá de noche y posará su dedo
sobre la herida.
Vendrá la noche y su fugaz vislumbre
Volverá lumbre la fatal quejumbre;
Vendrá la noche
Con su rosario ; soltará las perlas
Del negro sol que da ceguera verlas,
Todo un derroche ()….)

Vendrá la noche , si, vendrá la noche
Su negro sello servirá de broche
Que cierre el alma;
Vendrá de noche sin hacer ruido ,
Se apagará a lo lejos el ladrido,
Vendrá la calma ..
Vendrá la noche ...”

MIGUEL DE UNAMUNO
(Romance del destierro )

Morir sólo es morir .Morir se acaba.
Morir es una hoguera fugitiva .
Es cruzar una puerta a la deriva
Y encontrar lo que tanto se buscaba
JOSE LUIS MARTIN DESCALZO
(Testamento del pájaro solitario )

Julian Marías señaló que la mortalidad es hasta tal punto una determinación de la condición humana , que la palabra “ mortal “ se emplea como sinónimo de “ hombre “ .
Mortalidad no es sólo que se puede morir, sino que se tiene que morir, aunque no se sepa el momento; de ahí la certeza de la fórmula mors certa, hora incerta.

a.Antropología de la muerte.
b.Muerte y felicidad.
c.Conexión de esta vida con la otra.
d. Imaginación de la vida perdurable.

Antropología de la muerte

La antropología de la muerte tiene dos núcleos antagónicos pero omnipresentes: la propia mortalidad y el ansia de perduración, la vida perdurable.La condición y futuriza y proyectiva del hombre parece precisar, de forma imperiosa, la continuidad de la vida.Marías lo ha descrito de un modo clarividente: No es mi vida la que desemboca inexorablemente en la muerte; es el hombre que yo soy. El hombre es el animal que tiene una vida humana, por tanto ese hombre, es decir, la estructura empírica de la vida humana, es una estructura cerrada; pero mi vida, yo como persona, soy una estructura abierta.
Si el hombre es intrinsecamente mortal, continúa Marías, mi vida consiste en una pretensión de eternidad(..), lo que yo soy es mortal, pero quien yo soy consiste en pretender ser inmortal y no puede imaginarse como no siéndolo, porque mi vida es la realidad radical.
La muerte corporal, en este sentido, no es mi muerte: la muerte es algo que me pasa en mi vida. Esta sensación de permanencia el cine la refleja, aunque sea en un tono superficial, en las películas de fantasmas y espectros; en alguna escena (Always de Spielberg, Ghost de Zucker…) vemos la muerte corporal e instantáneamente la liberación del espíritu que continúa viviendo.
La muerte es un hecho radical en la vida hunmana, como John Wayne expresa en una emocionante escena de The Shootist, de Don Siegel;
Mimuerte es exclusivamente mía, lo más personal de mi vida.Para autores como Unamuno, la muerte es, de hecho , la única gran cuestión de la filosofía: ¿Qué va a ser de mi?
En el corazón de la vida se hace presente la muerte, comenzaba un canto religioso del siglo XI, pero esta presencia siempre se compensa y se une a la de la esperanza en lo permanente,

Yo sé que está sin mi vengador
Y que al final se alzará sobre el polvo;
Después que me arranquen la piel,
Ya sin carne,
Veré a Dios

JOB. 19/25/27

Muerte y felicidad

 

En uno de los capítulos anteriores hablaba de la felicidad como una de las necesidades antropológicas mñas esenciales del ser humano.
Decía entonces que iba unida ineludiblemente a dos realidades, el amor y la muerte; en apariencia el primero es el gran signo positivo, en cambio la segunda trae aparejada la incertidumbre.

Sin embargo, la muerte introduce un especial dramatismo en la vida porque dota a cada uno de los días de un valor único e irrepetible; esto los convierte en piezas valiosas y disfrutables, y aún así es preciso reconocer que la esperanza en la perdurabilidad se alza como indudable condición de que la felicidad posea consistencia. Es la gran función de la fé que, en tradición cristiana, tiene dos grandes columnas vertebrales.

La primera es la promesa de la vida eterna: El que cree en mí, aunque haya muerto, vivirá; y el que está vivo y cree en mí no morirá para siempre (Juan 11/25/26), y la segunda es la resurrección de Cristo, tal y como predica San Pablo: Fundamento de nuestra fé.

La secuencia de la última noche de los sotiados en el asedio de The Alamo, de John Wayne, cuando sus defensores presienten y preparan su muerte inminente, posee un especial dramatismo por su mezcla fecunda de fé, valor y esperanza.

El cone europeo ha abundado en la descripción pesimista y desesperanzada de la muerte como corte brutal de la vida, como amenaza latente de la que no se puede escapar. Recordemos el clima asfixiante y agónico de El septimo sello , una de las mejores obras de Ingmar Bergman, en la que el caballero medieval juega una partida de ajedrez con el espectro de la muerte.

La desaparición física, la angustia de morir, se palpa en un espléndido film de François Truffaut; La chambre verte, toda ella transida de una angustia indefinible. En The Man Who Shot Liberty Valance, de John Ford se dibuja el juego entre historia y leyenda, el paso del tiempo, la muerte que espera.

 

 

La muerte, como decadencia, brilla en Morte a Venezia, de Luchino Visconti, una de las más hermosas y paradójicamente más devastadoras y tristes películas que jamás se hayan rodado; en tono inferior, pero no menos sofocantes, The Touch, de Ingmar Bergman, pinta la amenaza de la desaparición como una realidad que acecha en cada instante la vida de los seres humanos. Pero la muerte no tiene porqué significar el fin de los proyectos vitales. Ikiru, de Akira Kurosawa, es una bella parábola sobre un hombre mediocre al que le comunican que tan solo le quedan unos meses de vida; tras el desasosiego inicial se dedicará a hacer, en ese su último tramo, las mejores acciones de toda su existencia.  All that Jazz, un barroco musical drámatico de Bob Fosse, con importantes influencias de Fellino, describe el último montaje teatral de un autor amenazado muy de cerca por la muerte ( sufre graves problemas de corazón ), representada por una hermosa dama vestida de blanco, en una imagen no muy lejana a la pergeñada por Alejandro Casona para su “La dama del alba”. El último y espectacular número musical de All that Jazz, sobre la letra de la canción “Bye, bye love”, es una impresionante visión de la alegría de vivir tamizada por la inexorabilidad de la muerte. Impresionante tambien el episodio Lucas de Walker Texas Ranger : el niño que muere de SIDA y el discurso emotivo de Chuck Norris musitando : ” Solo se que él dio mucho mas al mundo de lo que ha recibido ” .

En un tono más amable, podemos recordar una inteligente comedia dramática de Mitchell Leisen, Death Takes a Holiday, en la que la muerte se encarna en un hombre de carne y hueso que quiere conocer porqué en el mundo todos le temen y odian.

Pero el gran ingrediente para vencer a la muerte, y por tanto, para asegurar la expectativa de felicidad, es el amor, y con él aquellos temas o realidades par los que la muerte no reasulta objección. El amor es más fuerte que la misma desaparición física, como demuestran Peter Ibbetson, de Henry Dutchman, de Albert Lewin; o El gran truco, excelente y poético mediometraje de José Luis Garci. Por eso, aunque los amantes hayan muerto , sus figuras recortadas de amor y recuerdo cobran imagen fugaz en las pantallas brillantes de Wuthering Heights, de William Wyler; The Wedding Night, de King Vidor , Cuando tu no estás , de Mario Camus , Cuna de héroes, de John Ford ,  o Bitter Sweet, de W.S. Van Dyke.


Especialmente emocionantes son las escenas románticas y trágicas de obras maestrasde Primavera 1937 de Robert Z. Leonard , Tres camaradas, 1938 de Frank Borzage , El puente de Waterloo 1940 de Mervin le Roy  , Los ojos perdidos, 1966 de Rafael García Serrano,  Juntos hasta la muerte, 1949 de Raoul Walsh , Marco Antonio y Cleopatra 1972 de Charlton Heston, La reina Cristina de Suecia, 1933 de Rouben Mamoulian ( el rostro de Greta Garbo ), Sangre y arena 1941 de Rouben Mamoulian , Tiempo de amar tiempo de morir 1958 de Douglas Sirk , El signo de la cruz 1932 de Cecil B. de Mille   o La colina del adios, 1955 de Henry King .

En la maravillosa Ordet, de Carl Th. Dreyer, la fuerza de la fé enamorada logra el milagro de la resurección; es una de las mejores secuencias de toda la historia del cine.
Quien sabe si morir no será vivir y lo que los mortales llaman vida será la muerte ” se dice en el inicio de Jennie (1948 William Dieterle ).

 

La bellisima y desoladora imagen final de Kim Novak precipitandose al vacío en Vértigo de Hitchcock simboliza la verdad de la muerte como desaparición .

El cine y el arte en algun sentido son escorzos de eternidad .

Posted in cine | Leave a comment